La lactancia puede ser algo complicada en los primeros días.

Algo que debes recordar  es que  la lactancia es instintiva para el bebé, pero no lo es para la madre.

A dar el pecho se aprende en socialización, de forma que es muy posible que nunca hayas visto a una madre dar el pecho y ésto te genere cierta angustia.

Por eso, para tí, que no tienes ni idea de por dónde empezar, aquí tienes los 5 PASOS PARA INICIAR LA LACTANCIA:

  1. BARBILLA DEL BEBÉ PEGADA AL PECHO DE MAMÁ: el bebé debe estar cerca del pecho de su madre, para poder alcanzarlo de forma cómoda.
  2. CABECITA LIBRE Y CUERPO EN LÍNEA: hasta que se agarre, puedes sujetar a tu bebé por los hombros o la espalda. De forma que cuando instintivamente tu bebé se incline hacia atrás para iniciar el agarre, le tengas bien sujeto o sujeta. Recuerda además que debe estar posicionado o posicionada “tripita con tripita”, mirándote de frente sin tener que torcer el cuello para alcanzar el pecho.
  3. NARIZ AL PEZÓN  y BOCA DEL BEBÉ MUY ABIERTA: NO ACERQUES TU PEZÓN A SU BOCA, ACERCA SU BOCA A TU PEZÓN. El pezón de la mamá debe estar justo debajo de la nariz del bebé, de modo que cuando instintivamente abra su boca e incline la cabeza hacia atrás, el pezón se deslizará por debajo del labio superior hacia arriba y hacia atrás para descansar sobre el paladar blando y no hará daño a la madre.
  4. MOVIMIENTO DE MANDÍBULA: su barbilla tocará tu pecho, mofletes redondeados y no se meten hacia dentro, es decir, no debe estar como si chupara de una pajita, sino redondeados. Para saber si está comiendo, revisa su mandíbula que sube y baja, no habrá ruido ni chasquidos. El bebé mama de la mama, no del pezón, por lo que la mayor parte de la areola no será visible.
  5. SIN DOLOR: debes recordar que la COMODIDAD, tanto para la madre como para el bebé son básicas, si tú no estás cómoda, revisa tu postura, baja tus hombros y respira calmada, después revisa cómo está tu bebé. Y por supuesto, dar el pecho NO DUELE, si duele algo no va como debería, será entonces donde deberás acudir a una asesora de lactancia certificada.

Decirte también que, si bien dar el pecho te da “tablas”, solo si estudias más allá de tu caso personal, estás cualificada para ayudar, por tanto, revisa que la asesora de lactancia esté correctamente certificada. Puedes encontrar asesoras certificadas en la web de Asesoras de lactancia online

 

Fuente: NHS Health Schotland (2016) Off to a good start.

Por aquí os dejo un vídeo en el aunque la comodidad de la madre se puede mejorar (hombros hacia abajo, relajados estarían mucho mejor) podéis visualizar estos pasos que hemos narrado más arriba.

Sin duda alguna mi trabajo como voluntaria en Londres ayudando a otras madres con sus lactancias, supuso para mi un cambio de rumbo profesional y personal, por lo que disfruto ayudando a otras mujeres a vivir la lactancia COMO ELLAS QUIERAN VIVIRLAS. Por tanto, tienes dudas o necesitas ayuda con tu lactancia, puedes escribirme a hola@nacerencalma.com

¡Un abrazo! Nazaret.